la gestión éxtasis

O la gestión del éxtasis, no sé… Esas libertades repentinas y pasajeras, anecdóticas.

  1. El sujeto-revolucionario/el sujeto-cultural. Más allá de todos estos procesos de gestión /cogestión/ mediación … que están surgiendo como modelos “nuevos” y que representan un gesto arrebatado, todavía nos movernos entre fórmulas que producen un éxtasis transitorio sin fijar un mañana.
  2. Por otra parte, la exigencia estricta de estos modelos supone estar sometidos a una alerta constante a la que sólo pueden acceder quienes tienen una alta predisposición y una alta tolerancia a la tensión. No deja de ser un modelo de organización no apto para las mayorías y por ello, en cierto modo, alejado de la ciudadanía. Ese éxtasis es compartido, de nuevo, por grupos cerrados. Otros grupos, sí, pero menos “comunes” de lo que se pretende.
  3. De ahí que este modelo devenga al fin en pasajero y temporal dada su dificultad de mantenimiento y continuidad. Lo verdaderamente subversivo sería encontrar la fórmula para pasar del éxtasis a lo cotidiano. La revolución verdadera es la del día siguiente.
  4. La emergencia es pues la de alcanzar un sujeto-cultural que no requiera ser gestionado. Una salida a la sobreexplotación de lo cultural a través de la administración de contenidos.
  5. Esta gestión cultural que conocemos, la que se fomenta por instituciones también académicas, es la que acepta el mundo como está y se dedica a administrar lo dado. No hay generación de utopías porque hay que rentabilizar, porque hay que cuadrar las cuentas, porque hay que ser sensatos, porque manda la eficacia y la productividad, porque lo recomienda el canvas… No hay subversión porque nos debemos al orden y a la disciplina de las cuentas de resultados, porque hemos abrazado el emprendimiento creativo, porque hay que alcanzar el mercado, por la industria cultural.
  6. La gestión de la cultura se centra en alcanzar procesos de conformidad a través de la provocación puntual controlada.
  7. Cuando se habla de evaluar, de valorar, de medir… ¿se refieren a la subversión? ¿a qué grado de agitación hemos llegado? ¿al nivel de desorden?…
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s